Estadísticas y datos de mercado sobre los productos químicos y las materias primas

En los últimos años, la industria química ha afianzado su posición estratégica en España. Por un lado, es el sector industrial que más ha crecido pese a la crisis, con un crecimiento acumulado del 13,3% desde 2007. Por otro, se ha convertido en la segunda fuerza industrial de la economía española. Sólo en 2015 tuvo una cifra de negocio superior a los 58.000 millones de euros y representó el 12,4% del Producto Industrial Bruto nacional. Datos a los que se suman los ingresos procedentes de la exportación, que anualmente giran entorno a los 33.000 millones de euros.

Dentro de la industria química se engloban, en primer lugar, todas las actividades relacionadas con la química inorgánica, agrícola y la petroquímica. En ese sentido, la fabricación de sustancias y productos químicos ha remontado durante el último septenio. Tras el fuerte descenso experimentado en 2009, alcanzó una facturación de 38.200 millones de euros en 2014.

En segundo lugar, se incluye la fabricación de plásticos, caucho y papel. Eso sí, su evolución en España ha seguido pautas diferentes. En 2013, el volumen de producción de artículos de caucho era 81.000 toneladas más bajo que el registrado 13 años antes. Mientras, la producción de papel y cartón de ese mismo año lograba superar en más de 500.000 tonenadas la cifra de 2009. Unos valores que se explican al observar el incremento palalelo de la demanda. Y es que, en el mismo periodo de tiempo, el consumo total de papel y cartón aumentó en 65.000 toneladas.

Si se habla de empleo, las cifras generales constatan también esta tendencia positiva. Según datos de 2014, la industria química fue uno de los principales generadores de empleo en España. Con un crecimiento del número de asalariados superior al 6%, el sector contaba con más de 570.000 trabajadores. Asimismo, el porcentaje de contratos indefinidos alcanzó el 95%, lo que supone un fuerte contraste frente a la alta tasa de temporalidad del mercado laboral español.

En cuanto a las materias primas y las fuentes de energía, España siempre ha sido un país más consumidor que productor. Especialmente en el caso del petróleo. Así lo reflejan los últimos datos de 2014, cuando el consumo de petróleo en España rondaba los 60 millones de toneladas. No obstante, cabe destacar la industria minera y de extracción, que, aunque ha entrado en una tendencia decreciente general desde 2008, generó una cifra de negocio en 2013 superior a los 3.500 millones de euros y dio empleo a más de 20.000 personas.

Con el objetivo de ayudar a comprender la industria química y de materias primas en España, Statista ofrece una amplia variedad de estadísticas en las que se presentan cifras claves (facturación, empleo o costes) de los diferentes subsectores, entre los que se cuentan los combustibles fósiles, la minería, el papel, el plástico y el caucho, los productos minerales no metálicos y las refinerías de petróleo.


Estadísticas recientes
Gráfico del día más reciente
Infografía - Los mayores productores de crudo Todas las infografías sobre este tema
Lista de sectores
Statista: estudios de mercado e informes