Industria del cine en España - Datos estadísticos

Todo el mundo se ha referido alguna vez al cine como el séptimo arte, pero ¿de dónde viene y cómo surge esta denominación? No fue hasta 1911 cuando el cine alcanzó esta categoría. Gracias a Ricciotto Canuto, dramaturgo y periodista italiano perteneciente al futurismo, y a su publicación “Manifiesto de las Siete Artes”, el cine empezó a conocerse como el séptimo arte. De naturaleza cambiante, la enumeración de las artes ha ido evolucionando a lo largo de la historia: las musas de la época helenística fueron las primeras en representarlas con Caliope, Clio o Urano, entre otras; las artes liberales de la Edad Media incluían la retórica, la gramática, la dialéctica, la astronomía y la música en su definición; y fue en el Renacimiento cuando la clasificación de las artes adoptó una forma similar a la actual.


Es indiscutible el valor que ha adquirido el cine desde su nacimiento en 1895 y tras su inclusión como el séptimo arte. Desde el cine mudo acompañado con música y con voz en off hasta las películas más innovadoras del mítico Hollywood, el mundo cinematográfico ha ido creciendo hasta toparse con uno de sus mayores enemigos, Internet. La lucha constante contra la piratería deja exhausto al gigante audiovisual, como se manifiesta en los malabarismos de la industria del cine. Renovarse o morir son dos realidades a las que las empresas cinematográficas se enfrentan hoy día. Ya son muchas las que han desaparecido del mundo del celuloide, por lo que la idea de un nuevo concepto de fusión entre el cine e Internet se lleva concibiendo desde hace ya algún tiempo, como es el caso de las plataformas online y la televisión a la carta.

Ante una realidad como tal, el cine español tampoco puede dar la espalda. La Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España reconoció que el futuro del cine es incierto. Con los recortes —o incluso la inexistencia— de ayudas estatales o privadas, la subida del IVA, los plazos eternos para recuperarse de las inversiones efectuadas y la falta de presupuesto para realizar producciones cinematográficas, cineastas y productores españoles luchan por que el cine remonte y llegue a buen puerto a pesar del fuerte oleaje.

Desde su aparición en escena, la recesión española se ha reflejado fielmente en la pantalla y en las arcas de la industria, que, según previsiones, para 2018 aún no habrán recuperado los niveles anteriores a 2011. En esta línea, la venta de entradas ha caído en picado, los ingresos por venta de películas o festivales cinematográficos han disminuido considerablemente y los cines han visto cerrar sus puertas para convertirse en grandes almacenes o caer en el olvido bajo el polvo de los años.

Esta vez, las reglas del juego han cambiado y serán muchos los que se pregunten si realmente Internet y la crisis son los malos de esta película. Descubra a través de Statista la respuesta a esta pregunta y extraiga sus propias conclusiones.

Más información

La industria del cine en España - Estadísticas importantes

Estas estadísticas también podrían ser de su interés

El tema al completo en un solo dossier

La industria del cine en España
  • Elaborado por nuestro equipo editorial
  • Descarga en PPT/PDF
  • Acceso inmediato
  • Solo 250 €

¿Tiene alguna otra duda?

¿Tiene alguna otra duda?

Contacte con nosotros. Estaremos encantados de atenderle.

Contacte con nosotros. Estaremos encantados de atenderle.

Formas de contacto

Use nuestro formulario de contacto o consulte la sección de preguntas frecuentes.
También puede ponerse en contacto directamente con nuestro servicio de atención al cliente.