Estadísticas y cifras de mercado acerca de la externalización de servicios.

Uno de los retos principales de toda empresa consiste en hacer más por menos sin escatimar en calidad. Es por ello que el outsourcing, también denominado subcontratación, externalización o tercerización, se ha convertido en el mundo empresarial en una de las vías más recurridas por las compañías que buscan escalar en competitividad y eficiencia. Este sistema supone el proceso por el cual una organización contrata una empresa externa para que se haga cargo de parte de su actividad o producción y de este modo poder disponer de más tiempo para centrarse en otros aspectos claves de su negocio.

Las empresas consultoras son un importante ejemplo de outsourcing. A nivel mundial, destaca el grupo de las denominadas “Big Four”, término en inglés utilizado para referirse a las empresas más importantes del mundo en el sector de la consultoría y auditoría, y que se compone por las consultoras Ernst &Young, PwC, Deloitte y KPMG . Los ingresos de estas cuatro empresas abarcan más de 100.000 millones de dólares y emplean a más de 100.000 personas en todo el mundo.

En la actualidad, la externalización de servicios en España está bastante incorporada en algunos sectores de una gran parte de las pymes, especialmente en el ámbito de las tecnologías de la información. En los últimos años, esta práctica se ha enfocado principalmente a funciones de mayor valor añadido, como pueden ser los procesos logísticos, los servicios de atención al cliente, los procesos de carácter administrativo, de soporte a las operaciones y, más recientemente, la externalización en el área de ventas.

Al subcontratar determinados servicios, las empresas pueden concentrarse mejor en la especialización de los factores clave de su negocio. Dependiendo del tipo de empresa que sea y del sector al que pertenezca, priman unas ventajas sobre otras a la hora de contratar servicios de externalización. Entre las principales ventajas del outsourcing destaca el aporte de flexibilidad, la eficiencia en los procesos, y la mejora de la productividad. Estos datos conllevan finalmente a una conclusión: la percepción sobre la evolución de la externalización en España es positiva.

Con el fin de ofrecer una mejor comprensión sobre la externalización de servicios, Statista pone a su disposición datos y estadísticas clasificadas en dos categorías principales que engloban el empleo cualificado de la subcontratación de servicios y los servicios empresariales relacionados.


Estadísticas recientes
Gráfico del día más reciente
Infografía - La start-up que quieres ser de mayor Todas las infografías sobre este tema
Lista de sectores