Criptomonedas - Datos estadísticos

Una criptomoneda, también llamada criptodivisa, es un tipo de moneda digital que recurre a la criptografía para regular la generación de unidades monetarias y la verificación de las transferencias de fondos de forma segura. Algunas de las diferencias más importantes con respecto al dinero tradicional son las siguientes:
  • Descentralización. No necesitan ser controladas por ninguna institución.
  • No hay intermediarios. Funcionan mediante contacto directo persona a persona.
  • Tecnología blockchain. El control de cada moneda funciona a través de una base de datos descentralizada, usualmente una cadena de bloques (blockchain), que está compartida en la red y protegida de tal forma que todos los datos que alberga no se pueden alterar ni eliminar. Esta tecnología aporta a las criptomonedas un elevado sistema de seguridad con capacidad para evitar, por ejemplo, que un mismo activo digital pueda ser transferido en dos ocasiones o falsificado.
  • Irreversibilidad. Una vez se efectúa el pago de una operación no hay posibilidad de cancelación, ya que el blockchain es un registro que no permite borrar datos. Para revertir una transacción es necesario ejecutarla en el sentido contrario.
  • Volatilidad. El valor de las criptomonedas puede variar en cuestión de minutos en función de la oferta, de la demanda y del compromiso de los usuarios.


Origen de las criptomonedas

El concepto de criptomoneda fue descrito por primera vez por Wei Dai en 1998, pero hubo que esperar hasta 2009 para que la primera criptodivisa, el bitcoin, viera la luz de la mano de Satoshi Nakamoto. Si bien sigue siendo la más conocida, actualmente el mercado de las divisas digitales ofrece otras altcoins entre las que destacan nombres como ethereun (ETC), litecoin (LTC), ripple (XRP) y dogecoin (DOGE). Especialmente una de ellas, el ethereum, ha sido la que ha visto aumentar su popularidad de forma más acentuada a partir del segundo semestre de 2020. Tanto es así, que ha sido una de las monedas con más transacciones registradas en 2021. Este hecho se ha reflejado en su precio, que casi se duplicó entre diciembre de 2020 y enero de 2021.

Adquisición de criptodivisas: minería, intercambios y carteras

Cuando se planea invertir o comerciar con criptodivisas, los inversores pueden minar la moneda o comprarla en un intercambio. La rentabilidad de minar una moneda digital varía mucho en función de la complejidad de la divisa, ya que a mayor dificultad, mayor es el consumo de tiempo y electricidad. Este último aspecto influye de manera significativa en el beneficio económico esperado.

Por ello, gran cantidad de los inversores optan por comprar monedas digitales a un operador. Una vez adquirida una criptomoneda, se necesita un monedero digital para evitar su robo y poder operar con ella. Es en esta área donde ha surgido una nueva línea de negocio y son varios proveedores los que intentan ofrecer los mejores servicios. Entre algunos de los más conocidos figuran Coinbase y Blockchain.com. De hecho, se estima que este último contaba en el segundo trimestre de 2021 con más de 71 millones de usuarios de carteras digitales. Un ascenso similar ha sido también el experimentado por los cajeros de Bitcoin y otras criptomonedas, de los cuales más del 90% se concentran en América del Norte.

Cifras clave

Las cifras clave ofrecen un resumen del tema "Criptomonedas " y enlazan con las páginas de las estadísticas correspondientes.

Bitcoin

Adquisición y manejo

Otras estadísticas interesantes

Criptomonedas - Datos estadísticos

Una criptomoneda, también llamada criptodivisa, es un tipo de moneda digital que recurre a la criptografía para regular la generación de unidades monetarias y la verificación de las transferencias de fondos de forma segura. Algunas de las diferencias más importantes con respecto al dinero tradicional son las siguientes:
  • Descentralización. No necesitan ser controladas por ninguna institución.
  • No hay intermediarios. Funcionan mediante contacto directo persona a persona.
  • Tecnología blockchain. El control de cada moneda funciona a través de una base de datos descentralizada, usualmente una cadena de bloques (blockchain), que está compartida en la red y protegida de tal forma que todos los datos que alberga no se pueden alterar ni eliminar. Esta tecnología aporta a las criptomonedas un elevado sistema de seguridad con capacidad para evitar, por ejemplo, que un mismo activo digital pueda ser transferido en dos ocasiones o falsificado.
  • Irreversibilidad. Una vez se efectúa el pago de una operación no hay posibilidad de cancelación, ya que el blockchain es un registro que no permite borrar datos. Para revertir una transacción es necesario ejecutarla en el sentido contrario.
  • Volatilidad. El valor de las criptomonedas puede variar en cuestión de minutos en función de la oferta, de la demanda y del compromiso de los usuarios.


Origen de las criptomonedas

El concepto de criptomoneda fue descrito por primera vez por Wei Dai en 1998, pero hubo que esperar hasta 2009 para que la primera criptodivisa, el bitcoin, viera la luz de la mano de Satoshi Nakamoto. Si bien sigue siendo la más conocida, actualmente el mercado de las divisas digitales ofrece otras altcoins entre las que destacan nombres como ethereun (ETC), litecoin (LTC), ripple (XRP) y dogecoin (DOGE). Especialmente una de ellas, el ethereum, ha sido la que ha visto aumentar su popularidad de forma más acentuada a partir del segundo semestre de 2020. Tanto es así, que ha sido una de las monedas con más transacciones registradas en 2021. Este hecho se ha reflejado en su precio, que casi se duplicó entre diciembre de 2020 y enero de 2021.

Adquisición de criptodivisas: minería, intercambios y carteras

Cuando se planea invertir o comerciar con criptodivisas, los inversores pueden minar la moneda o comprarla en un intercambio. La rentabilidad de minar una moneda digital varía mucho en función de la complejidad de la divisa, ya que a mayor dificultad, mayor es el consumo de tiempo y electricidad. Este último aspecto influye de manera significativa en el beneficio económico esperado.

Por ello, gran cantidad de los inversores optan por comprar monedas digitales a un operador. Una vez adquirida una criptomoneda, se necesita un monedero digital para evitar su robo y poder operar con ella. Es en esta área donde ha surgido una nueva línea de negocio y son varios proveedores los que intentan ofrecer los mejores servicios. Entre algunos de los más conocidos figuran Coinbase y Blockchain.com. De hecho, se estima que este último contaba en el segundo trimestre de 2021 con más de 71 millones de usuarios de carteras digitales. Un ascenso similar ha sido también el experimentado por los cajeros de Bitcoin y otras criptomonedas, de los cuales más del 90% se concentran en América del Norte.

Otras estadísticas interesantes

Contacto

¿Alguna duda? Estaremos encantados de atenderle.
Statista Locations
Contacto Marta Campillo
Marta Campillo
Senior Account Manager

Lu - vi, 9:30 - 17:00 h (CET)

Contacto Hadley Ward
Hadley Ward
Sales Manager– Contacto (Estados Unidos)

Lu - vi, 9:00 - 18:00 h (EST)

Contacto Ziyan Zhang
Ziyan Zhang
Customer Relations– Contacto (Asia)

Lu - vi, 11:30 - 22:00 h (IST)

Contacto Kisara Mizuno
Kisara Mizuno
Customer Success Manager– Contacto (Asia)

Mon - Fri, 9:30am - 5:30pm (JST)

Contacto Lodovica Biagi
Lodovica Biagi
Director of Operations– Contacto (Europa)

Lu - vi, 9:30 - 17:00 h (GMT)

Contacto Catalina Rodriguez
Catalina Rodriguez
Key Account Manager - LAC– Contacto (América Latina)

Lu - vi, 9:00am-6:00pm (EST)